Analicemos los cereales procesados y veamos alternativas

Si… allá vamos con el análisis nutricional de los cereales para bebés.

Antes de nada, aclaremos qué hacen con esos cereales para que estén en polémica. La realidad es que estos cereales aparecen como dextrinados o hidrolizados, ¿Y esto que es?

Pues un procesamiento del grano del cereal que convierte los carbohidratos complejos en carbohidratos simples con el objetivo de que sean más fácilmente digeribles.

Hasta aquí parece que el proceso es maravilloso, pero ¿Qué hay detrás de este proceso?

Realmente los niños a partir de los 6 meses tienen un sistema digestivo lo uficientemente maduro que puede digerir perfectamente el cereal.

Entonces, ¿por qué se someten a ese proceso? Pues porque la publicidad y el marketing es así… A través de este proceso se permite etiquetar los cereales con 0% azúcares, pero con un sabor muy dulce, y yo me pregunto cómo puede ser… Pues en ese proceso de ayudar a que sean digeribles, estamos dando ricos azúcares a nuestros pequeños con un nulo valor nutricional.

Analicemos una etiqueta al azar, la de CERALES SIN GLUTEN DESDE LOS 4 MESES.
Lo primero que me hace abrir los ojos y la boca es que en letras gigantes pone CEREALES SIN GLUTEN, y en letra bien pequeña, al final de los ingredientes cierra con un CONTIENE GLUTEN… Primera muestra de la manipulación a la que estamos sometidos… Sin palabras.

Continuamos, su etiqueta nutricional marca un montón de vitaminas, jo, que bien estoy alimentando a mi bebé! Le doy polvitos y se lleva Vitaminas a tope…

Pero no es oro todo lo que reluce, porque una de las partes importantes que debemos analizar son las etiquetas nutricionales y vemos que la cantidad de azúcar que contienen estos cereales sube a la escalofriante cifra de 20.4 GR! Es una barbaridad!

cereales_para_bebes

Resumo, debido al proceso de dextrinado, los cereales se diluyen más fácilmente, saben más ricos y muchas veces creemos que es lo único que pueden comer nuestros bebés. Pero esto no es así, es una simple estrategia de marketing.

Casi todos los cereales dextrinados tienen un altísimo contenido en azúcar, pero el proceso de marketing es tan potente que creemos que estamos dando lo mejor a nuestro bebé.

¿EXISTEN ALTERNATIVAS?

Por supuesto, no solo existen, sino que:

– Son mucho más saludables.
– Los pueden tomar desde que iniciamos la alimentación complementaria.
– Nos permiten implementar una alimentación más variada.
– No introducimos azúcares innecesarios.
– Son bastante más económicos.
– Si estás lactando, no es necesario que le des cereales con leche, ni materna ni leche de fórmula, ahora te cuento cómo.

¿QUÉ CEREALES PUEDO DAR A MI BEBÉ?
Puedes comenzar la alimentación complementaria con cereales naturales, con o sin gluten:
– Copos de avena
– Sémola de maiz
– Sémola de trigo
– Tapioca
– Mijo
– …

¿Y CÓMO SE LOS PUEDO DAR?

Pues aunque antes decía que no es necesario utilizar ni leche materna ni leche de fórmula, estas dos opciones son una alternativa para realizar una papilla hirviendo copos de avena o de maiz en leche.

Pero si no la quiero utilizar, una gran opción es hacer un caldo nutritivo de verduras y hacer una sopita espesa para la noche.

Sencillo, ¿verdad?

Mi truco es hacer un buen caldo, grande y congelarlo en tarritos individuales. Cuando llega la noche, saco el caldo y en 10 minutos tengo una cena súper nutritva, saludable y estoy enseñando a mi pequeña a enriquecer y estimular su sentido del gusto.

¿Y la leche? Se la tomará a continuación de la manera que hayas elegido.

Se que todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, pero a veces no sabemos cómo y la publicidad juega con este desconocimiento.

Colaboremos con una buena difusión de la información… Y si dudas sobre esta manera de alimentar a tu peque, consulta con tu pediatra!

Feliz día!

 

Si quieres comentar