¿Sabemos cómo fomentar la autoestima de nuestros hijos?

Empecemos con una definición de las muchas que existen para la autoestima:

La Asociación Nacional para la Autoestima (National Association for Self-Esteem) define autoestima como la experiencia de tener capacidad para enfrentar los desafíos de la vida y ser merecedor de la felicidad. Las personas que tienen una autoestima auténtica y saludable se ven a si mismas como seres humanos positivos, responsables, constructivos y confiables.

Esto nos hace ver que muchas preocupaciones que tenemos sobre nuestros hijos están relacionadas con todo lo que engloba este concepto, con dudas como:
– Qué puedo hacer para que mi peque no se compare con los demás.
– Mi hijo no sabe decir que no.
– Mi hijo juega solo cuando llegamos al parque.
– Siempre cree que los demás hacen las cosas mejor que él.

Antes de ponerme a escribir este post, he realizado una revisión metódica en la red preguntando a Google «cómo fomentar la autoestima en los niños» y «cómo mejorar la autoestima de los niños», y las reseñas son infinitas.

Pero me ha resultado curioso que están dirigidas a ejercicios, estrategias, frases que podemos decir a los peques, pero no hay un post que hable de la clave a la hora de hablar de autoestima infantil, y esa clave es la autoestima de sus modelos, es decir, la autoestima de los padres.

¿Podéis hacer un ejercicio de autorreflexión?
Respondamos en primera persona, cómo padres, madres o referentes de niños, a las preguntas que tanto nos inquietan:

  • ¿Qué me digo cuando me levanto por las mañanas?
  • ¿Cómo hablo de mí, en relación con mi entorno?
  • ¿Cómo me veo?
  • ¿Me critico?
  • ¿Me juzgo?
  • ¿Me comparo con los demás?
  • ¿Qué tal está mi asertividad?
  • ¿Qué hago cuando llego a una reunión social donde no conozco a nadie?

Os planteo esta pequeña reflexión, ya que la mejor manera de analizar a nuestros hijos no es preguntar a los profesores cómo se comportan, ni llevarlos a un psicólogo a analizar su comportamiento y su actitud…

El primer paso para analizar la autoestima de un niño pasa por analizar la autoestima de sus adultos de referencia.

Una vez realizada la primera reflexión y si has contestado a todas las preguntas, llega la segunda parte, vamos a contestar a esas mismas preguntas en relación con nuestros pequeños:

  • ¿Qué dicen tus hijos cuando se levantan por las mañanas?
  • ¿Cómo hablo de ellos mismos, en relación con su entorno?
  • ¿Cómo se ven?
  • ¿Se critican?
  • ¿Se juzgan?
  • ¿Se comparan con los demás?
  • ¿Saben decir que no a sus iguales?
  • ¿Qué hacen cuando llegan a un parque, clase, o cualquier otro lugar donde no conocen a nadie?

Ahora, ¿puedes comparar ambas respuestas? Las preguntas son paralelas y quizá hayas encontrado alguna relación entre lo que tú respondes y lo que respondes de tus peques.

Si no es así, ¿hay alguna relación entre las respuestas de tus peques y alguna persona influyente de su entorno?

Hablamos de autoestima, hablamos de modelos paternos y maternos y hablamos de imitación, por tanto, si lo que quieres es mejorar la autoestima de tus pequeños, te propongo unas cuantas ideas:

  • Levántate cada mañana reconociendo lo mejor de ti.
  • No te compares con los demás, cada ser es único e irrepetible.
  • Mírate todos y cada uno de los días con las gafas de la construcción, nunca con las gafas de la destrucción.
  • ¿Criticar?, ni a ti ni a los demás.
  • ¿Juzgar?, tampoco, y menos delante de los más pequeños
  • Demostrarte y demostrar la importancia de decir que no si hay algo que nos incomoda, que no nos gusta, que no nos respeta o que no respeta a los demás. Fomentemos la asertividad y enseñemos trucos a nuestros pequeños para hacerlo.
  • Demostremos nuestras habilidades sociales a la hora de enfrentarnos a situaciones desconocidas o novedosas.
  • Comuniquemos a nuestros peques todo lo anterior, no con palabras, sino con hechos.

Como TIP final:

Antes de trabajar su autoestima, revisa la tuya y la de las personas que están a su alrededor.

Esto garantizará que el modelo que tienen, el modelo que siguen, les enseña sin esfuerzo a desarrollar su autoestima.

Feliz día!

Si quieres comentar

A %d blogueros les gusta esto: