Pareidolia o el arte de ver dibujos en las nubes

¿Pareidolia? Menuda palabra trae hoy Terapiaenred… pero seguro que si os preguntamos si alguna vez habéis visto dibujos en las nubes… eso os sonará más familiar.

Pareidolia es un fenómeno psicológico que consiste en ver figuras en lugares que realmente no hay. Está generalizado a las nubes porque es un juego que, casi todos hemos realizado de pequeños… e incluso de mayores, pero el fenómeno habla de ver figuras en cualquier lugar, como formas de colocación de ventanas, una verdura, una pared… vamos, cualquier objeto de nuestro día a día es susceptible de mostrarnos algo que realmente no es. A veces, es simplemente una forma de dotar de significado al mundo que nos rodea.

Es un fenómeno psicológico porque la mente construye lo que quiere a partir de una imagen visual poco definida y nuestro cerebro la interpreta dándole forma de algo familiar para nosotros. Es curioso, no se habla mucho de esta palabra, pero es la base de test psicológicos como el test de Roschard, cuya evaluación está basada en proyectar manchas y analizar el significado que cada persona da a esa mancha “aparentemente” indefinida. También se ha puesto de manifiesto en muchas situaciones que se han hecho gran eco, como las caras de Belmez, o todas las figuras que se fotografiaron en el humo del atentado del 11S. Importante tener en cuenta que la pareidolia es un fenómeno cerebral totalmente natural.

Pero, ¿por qué es interesante desde Terapiaenred hablar de Pareidolia? Por la implicación que puede tener con la comunicación con nuestro entorno y, sobre todo, con los niños. El fenómeno de la pareidolia está siendo estudiado de manera continuada por los psicólogos, ya que se entiende que el cerebro está proyectando vivencias al dar una forma concreta a cosas que no la tienen. Es muy interesante como método diagnóstico en casos de algunas enfermedades neurodegenerativas en adultos y no deja de abrir puertas tanto terapéuticas como diagnósticas.

En el caso de los niños, este fenómeno puede ayudarnos a entender su entorno, sus vivencias, sus motivaciones y sus percepciones, abriendo un camino al conocimiento del mundo de los niños. Ojo, no estamos hablando, ni mucho menos, de un método diagnóstico, ya que, si algo caracteriza a los niños, es su imaginación y creatividad. Tienen una altísima capacidad de crear una historia absolutamente fantástica de la nada…

Maticemos un poco más, el sentarnos en un césped para dar forma a unas nubes, es un juego muy interesante, tanto para fomentar la comunicación, como la creatividad y el descubrimiento de los intereses del niño. Al mismo tiempo, y de una manera lúdica, trabaja la concentración y la atención. Es una gran oportunidad para estar al aire libre y para dejar volar nuestra imaginación y nuestra mente.

Una curiosidad, google ha creado una web relacionada con la pareidolia y google earth, es muy divertido…

Puedes ver formas curiosas de la tierra desde aquí: https://onformative.com/work/google-faces

Feliz día!!

Si quieres comentar