Un sábado cualquiera te acercas con unos buenos amigos a Madrid. ¿Plan? Pues con niños, un cuentacuentos en Espacio Kalandraka…

Allí fuimos, a ver la presentación del libro Las Pescadoras” de Nadia Menotti, esperando ver un cuentacuentos más… pero no fue así, “Las Pescadoras” nos sorprendió por muchos motivos, y por ello, entre los descubrimientos, este va a ser el libro de abril!

El texto de “Las Pescadoras” es una adaptación de un cuento clásico hindú, texto que ha adaptado Xosé Ballesteros aportando su toque gallego y que Nadia ha ilustrado de una manera muy original. Ha recibido múltiples premios que podéis ver AQUÍ.

La sorpresa comienza cuando vemos que “Las pescadoras” no es un cuento ilustrado, sino que Nadia ha realizado fotografías a sus personajes creados, esculpidos, vestidos y diseñados… toda una obra de arte. Ha llegado a transmitir otra manera de ilustrar cuentos infantiles, bastante más realistas y acercando a los más pequeños el trabajo tan artesanal que lleva detrás. Nadia nos ha contado que su abuelo Fernando, el padre de su padre era carpintero… “pasé veranos enteros jugando en su taller con el aroma de las maderas más diversas. Aunque mi pasión por ella, no llegó hasta que gracias a este libro me atreví a combinar todo aquello que me gusta. Desearía trasmitir aromas a través de las páginas de un libro y creo que por eso me gustó tanto esta historia”.

Cada página es una sorpresa y despierta el interés de los más pequeños por el arte de la decoración, del trabajo de la madera, de la composición y de la fotografía. Cada momento es un descubrimiento, un placer para los sentidos y para integrar arte y literatura en cuentos infantiles. En una conversación con Nadia ella nos cuenta que “el contacto con este tipo de objetos estimula la imaginación y la creatividad de los niños porque los animan a completar e inventar historias. Una de las preguntas frecuentes con respecto a Las Pescadoras, es ¿por qué no tienen rostro?. En los cuenta cuentos y talleres con los niñ@s, usualmente les explico que si les pusiera rostro, siempre tendrían el mismo y verían una y otra vez el mismo cuento y la misma historia, sin embargo al no tenerlo, podemos imaginar un rostro nuevo cada vez. Entonces, esto da inicio a un nuevo juego, en él ponemos las diferentes caras que podrían tener Las Pescadoras en cada escena, suele ser muy estimulante para ellos”.

Las Pescadoras_1.jpg

Respecto al texto, hay una parte sorprendente, que desde la visión de Terapiaenred nos lleva a tener una herramienta más para enseñar empatía a los más pequeños…. Las pescaderas no pueden dormir debido a un olor extraño, ¿quieres descubrir cuál es? Y sobre todo, ¿por qué esta frase es clave en el libro?

Las Pescadoras_2.jpg

Te invito a leerlo, a llegar a esta parte y a, antes de pasar la hoja, que puedas contestar a la pregunta ¿qué olor no deja dormir a las pescadoras? Y después, que te animes a comentar cuál ha sido tu experiencia…. y por qué es tan necesario ponernos en el lugar de los demás para no realizar inferencias erróneas o errores del adivino que tanto bloquean el fluir de las relaciones sociales.

Si tienes el libro en tus manos, no dejes pasar la oportunidad de mostrar la belleza del tallaje de la madera, de la artesanía y de la belleza de la composición, así estimularás los sentidos de los más pequeños.

Las Pescadoras_3.jpg

Para terminar quisiera compartir con vosotros esta pequeña reflexión que nos transmite Nadia respecto a “Las Pescadoras”… Solo espero que os pueda llegar tanto como a nosotros:
“Las Pescadoras, es un libro que a través de una historia sencilla e ilustraciones evocadoras pretende posibilitar un espacio de diálogo, ya sea en la casa o en la escuela. Es una excusa hecha cuento que permitirá abordar con los niñ@s temáticas como pueden ser lo relativo de los gustos, la importancia de la tolerancia o la solidaridad a la hora de enfrentar un problema. Hemos trabajado en escuelas con este libro y ha dado muy buenos resultados, los niños se entusiasman y enseguida ofrecen su parecer, sus gustos, etcétera. Al atravesar con ellos las páginas, han ido descubriendo asociaciones impensadas con olores que muchas veces son dignas de colgar en un cuadro como cuando un niño me preguntó ¿Nadia, a qué huele tu familia?

El poder explorar con los niños el cuidado y el respeto por la naturaleza, rescatando el amor por los árboles que permiten dar vida a los juguetes y objetos de madera, puede iniciarse en la casa o en la escuela. Los niños son mágicos, solo es cuestión de presentar los elementos y ellos estarán dispuestos a abrirnos las puertas de su imaginación para construir nuevos universos”

Puedes adquirir tu ejemplar desde Las pescadoras (libros para soñar)este enlace

También si te acercas directamente a la Editorial Kalandraka podrás adquirir el libro. Toda la información la tienes AQUÍ.

Feliz día!

Todas las imágenes utilizadas en este post son cedidas por Nadia Menotti. No es posible utilizar ni reproducir las mismas si su autorización © ilustraciones: Nadia Menotti

Si quieres comentar