Lunes de post y de paz… ¿Cuál ha sido la frase más escuchada la semana pasada? En mi entorno, “¡Qué estrés!” Entonces hoy voy a buscar la manera de compartir con vosotros qué podemos hacer para reducir el estrés.

Relajación, respiración, yoga, mindfulness, meditación son palabras que cada vez se escuchan más, pero, ¿qué efecto tienen en nuestro organismo?

Incorporar en nuestra rutina alguna de estas técnicas tiene efectos directos en nuestra salud integral, es decir, a nivel biológico, a nivel psicológico y a nivel social.

Pero a nivel más concreto, los 3 BENEFICIOS MÁS LLAMATIVOS SOBRE NUESTRO ORGANISMO:

  1. Reduce el estrés: Este es el beneficio estrella. Está más que comprobado que incorporar alguna de estas prácticas de manera continuada, reduce los niveles de estrés del organismo, y esto tiene su correlato biológico. En estudios realizados por la psiquiatra Sara Lazar, se ha visto una disminución de la masa gris en la amígdala cerebral, área relacionada con las respuestas de huida y miedo, por tanto, con ansiedad.
  2. Mejora el aprendizaje y la memoria: Porque se ha descubierto un aumento de la materia gris del hipocampo,  área cerebral específica en los procesos cognitivos, la regulación emocional y la introspección.
  3. Aumenta el funcionamiento del Sistema Inmunitario: Ya que el estrés está directamente relacionado con un déficit de este sistema, relajarnos actuaría en sentido inverso favoreciendo nuestro sistema defensivo.

Para comprender la importancia de introducir su práctica en nuestra vida diaria, os dejo dos citas que me han parecido geniales:

“Es fascinante ver la plasticidad del cerebro y cómo, mediante la práctica de la meditación, podemos jugar un papel activo en el cambio del cerebro y puede aumentar nuestro bienestar y calidad de vida” de Britta Hölzel

“No te sientes mejor sólo por haberte relajado, te sientes mejor porque existen modificaciones en tu estructura cerebral”, de Sara Lazar

¿Existe diferencia entre las técnicas? Ufff, no se por qué me hago esta pregunta, porque la respuesta es si y no… es decir, claro que existe diferencia entre ellas, pero están interrelacionadas y estrategias de respiración o de autocontrol se repiten en todas.

Yo no soy una experta como para definir exactamente la diferencia que existe entre ellas, pero lo importante reside en comenzar a practicar alguna de manera constante e identificar cual se ajusta más a nosotros.

Unos pequeños link para profundizar un poco más:

RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA

MINDFULNESS

Enlace YOGA

Enlace RELAJACIÓN

 

Feliz día!

Si quieres comentar