Tipos de coaching

Parece que el coaching vuelve a estar de moda, es sorprendente, pero puedes encontrar un coach para casi todo. Es cierto que inicialmente la palabra coach solo se usaba para hablar de “entrenadores deportivos”, pero desde su incorporación a la psicología del trabajo, este concepto se ha ido generalizando.

Esa generalidad ha llegado a muchos campos, podemos encontrar un coach para casi cualquier cosa… Coaching empresarial, Coaching personal, Coaching educativo, Coaching nutricional, Coaching maternidad, Coaching deportivo, Coaching de parejas… Y si seguimos así, podríamos encontrar coaching en absolutamente todo. Pero vamos ¿por qué se ha puesto de moda buscar un coach?

Desde mi percepción, quien busca un coach está buscando un orientador a su medida, es decir, necesita un cambio o un aprendizaje que no encuentra en libros, en cursos, en internet… y un coach se convierte durante un tiempo en una persona de confianza que te va a ayudar a conseguir tus objetivos, incluso te ayudará a fijarlos y luchar por ellos. Será tu confidente y ese apoyo que necesitas cuando estás comenzando en un nuevo camino o estás inmerso en un cambio.

Profundicemos en algunos…

Coaching nutricional: Me siento especialmente cómoda hablando del coaching nutricional porque desde mi terreno está totalmente relacionado con el modelo de Psiconutrición del que os he hablado en otros post. En mi caso, la Psiconutrición está basada en un entrenamiento entre la manera mental que tenemos de posicionarnos frente a los alimentos, a la manera de consumirlos y a la salud vinculada a la ingesta alimentaria. A través del coaching nutricional, se entrena a la persona que lo solicita en la manera de realizar una compra, de realizar un menú equilibrado, de cocinar los alimentos, todo ello con una gestión de la creatividad al mismo tiempo que se fomenta la adhesión al nuevo modelo nutricional.

Coaching maternal: Este es de los que han tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, y está basado en una gestión de la adaptabilidad a una nueva situación, con acompañamiento emocional y guía en diferentes ámbitos de la maternidad, tanto biológicos como emocionales y sociales, quizá por esto se ha convertido en una de las vertientes favoritas (como he dicho en multitud de ocasiones, la importancia de la salud integral)

Coaching de pareja: Las parejas cuando están en crisis, acuden a Terapia de Pareja, pero cuando quieren mejorar algún aspecto de su relación, tomar alguna decisión que implique cambios personales o lograr la excelencia, buscan a un coach, no a un psicoterapeuta porque está mucho más focalizado en la consecución de objetivos que en la búsqueda de causas iniciales y soluciones focalizadas a recuperar la estabilidad o equilibrio previo.

Coaching personal: Este tipo de coaching engloba cualquier mejora que quieras hacer como individuo, desde tu desarrollo dentro de una organización hasta tu desarrollo personal. A diferencia de una psicoterapia, no se basa en algo que nos incomode y que queramos cambiar, hay veces que desde nuestra zona de confort queremos desarrollar todo nuestro potencial y no sabemos cómo… ese es un gran momento para contactar con un coach personal.

Coaching deportivo: Un coach deportivo no es solo un entrenador personal que fija un objetivo físico y te pone una tabla de ejercicios, un coach deportivo va más allá, ayudándote a conocer cuál es tu deporte ideal, gestiona tu motivación, realiza una prevención del abandono de entrenamiento y ajusta a nivel temporal el alcance de un objetivo común.

Coaching empresarial: Los coach que se encargan de este campo, abarcan un gran proceso, ya que puedes contratar sus servicios desde la gestión del proyecto pero ojo, no te van a hacer la función de un asesor fiscal o laboral, sino en ver si el modelo de negocio que quieres desarrollar está alineado con tu potencial y qué puedes hacer para reinventarte, hasta momentos intermedios en los que buscas un cambio de gestión, una mejora del desempeño, etc

El uso de coaching en todas sus vertientes ha supuesto un valor añadido en el desarrollo de las personas, consiguiendo mejorar la efectividad personal y utilizando la propia experiencia y los propios recursos que se convierten en únicos y en muchas ocasiones los infravaloramos.

Feliz día!

Si quieres comentar