Entre adultos parece que está bastante extendida la idea de realizar ejercicio, por otro lado, también sabemos la importancia de que los niños practiquen algún tipo de deporte. En los colegios, ayuntamientos, centros de juventud… podemos encontrar actividades extraescolares que cubren esta necesidad; la oferta es inmensa.

Pero en este minipost me gustaría ir un poco más allá: la combinación de deporte,  desarrollo y gestión emocional y cohesión familiar.

Las actividades de multiaventura en familia están en general orientadas a generar una diversión para todos los miembros, pero no se quedan aquí. Podemos encontrar unos beneficios añadidos que normalmente no tenemos en cuenta:

  • Fomentan valores de unión: Qué mejor enseñanza para nuestros hijos que la familia como centro de referencia, donde para conseguir un objetivo vamos “todos a una” y el éxito de la diversión reside en la complicidad de sus miembros.
  • Facilitan el autoanálisis de los miembros: En ocasiones encontramos familias que conocen la gestión de sus emociones en ambientes muy controlados, con actividades que no nos llevan a situaciones en las que tenemos que sacar a relucir todos nuestros recursos. En una situación de deporte donde podemos encontrarnos con subidas de adrenalina, cansancio o esfuerzo grupal, podemos identificar características de la personalidad de los niños que nos sorprenderían.
  • Generan confianza y unión: Realizar actividades en las que debemos confiar en las capacidades de los demás puede facilitar la confianza de los niños en los adultos. Este punto es muy muy importante, ya que está asociado a facilitar la comunicación de los hijos a los padres ante alguna situación de conflicto por la confianza y el empoderamiento generado hacia el adulto.
  • Conocer nuestros límites: Es bastante común no mostrar nuestros temores en familia, porque no solemos hablar de ello o porque no se dan situaciones en las que podamos mostrarlo. Si quieres ayudar a tu hijo a gestionar sus miedos, empieza por reconocerlos.
  • Salud general: Por supuesto, combinar deporte, aventura, diversión y naturaleza ayuda a nuestra salud integral, mejorando nuestra actividad física, apoyando la gestión emocional y llenándonos de estímulos que nos ofrece la naturaleza.

Toda la información que os cuento es fruto de la colaboración de una empresa de multiaventura que nos ha facilitado enormemente el trabajo de registro y observación, que lleva más de 10 años realizando estos deportes en familia. Esta empresa es Multiaventura Buendía.

multiaventura buendia

Con ellos podéis realizar multitud de actividades y os pueden orientar de manera muy efectiva en función de lo que queráis experimentar.

A modo de resumen, tras la observación realizada, os cuento algunas actividades que se pueden realizar en familia y qué competencias familiares podemos trabajar con ellas:

RAFTING: Compromiso, adaptabilidad a cambios en el ambiente, confianza, comunicación y trabajo en familia. Recomendada para familias con niños a partir de 7 años.

PIRAGUAS: Esfuerzo, descubrimiento de temores, iniciativa y perseverancia, impacto e influencia y confianza en el grupo (familia). Recomendada para familias con niños a partir de 4 años.

BARRANQUISMO: Compromiso entre los miembros, autocontrol, análisis del dinamismo y la energía, identificación de temores y gestión de recursos personales. Recomendada para familias con niños a partir de 7 años.

CIRCUITO DE AVENTURAS: Autocontrol, gestión de los temores, igualdad entre los miembros, motivación y comunicación.

Prueba, y si tienes alguna duda de qué actividad es la más adecuada para alguna gestión emocional familiar concreta, estoy AQUÍ para ayudarte.

Feliz día!

Si quieres comentar