“Voy a comprar bimi para cenar”

“¿Qué vas a comprar qué?”

Hasta hace poco, esta era la respuesta de algunas personas cuando hablaba del bimi, afortunadamente supermercados de barrio y cercanos están incorporando esta verdura a nuestros hogares.

¿Por qué hablar del bimi? A parte de su maravilloso sabor, no puedo dejar atrás sus maravillosas propiedades.

Es una verdura muy parecida al brócoli, realmente es un injerto entre este y la col china, tiene un agradable sabor, más dulce que el brócoli recordando en algunas ocasiones a los espárragos verdes. Su imagen innovadora también invita a probarlo ya que no solo comemos con la boca, sino con todos los sentidos incluyendo la vista.

Entre sus propiedades más destacadas está su alto contenido en fibra (ayudando al buen funcionamiento del sistema digestivo), así como una buena dosis de vitamina C casi comparable con la de un cítrico (apoyo para nuestras defensas).

Se ha calificado al bimi como una súper verdura por contener una altísima concentración de vitaminas y minerales, así podemos encontrar zinc, ácido fólico y antioxidantes. Hay estudios que avalan su poder en la prevención del cáncer por contener sinigrina y ser rico en sinolatos.

Yendo al grano, ¿cómo podemos cocinar el bimi?

  1. A la plancha: Es mi manera favorita de prepararlo porque mantiene su textura crujiente y prácticamente todas sus propiedades. Y lo tendremos listo en unos minutos.
  2. Al vapor: También mantiene casi todas sus propiedades y sirve como una maravillosa guarnición.
  3. Hervida: Como la mayoría de las verduras, la cocción es una opción más. No es mi primera alternativa porque es difícil calcular el tiempo justo y parte de sus nutrientes se quedan en el agua.
  4. Al horno: Combinada con otras verduras o asada mientras metemos al horno otros platos, es magnífica para realizar un acompañamiento a un plato protéico. Para mi, pierde algo su textura crujiente.

La incorporación de nuevos alimentos saludables en nuestra dieta  favorece la creatividad y estimula el sentido del gusto, aumentando el interés por la cocina de alta calidad.

¿Conocíais el bimi? ¿Cómo lo cocináis?

Al final de la página hay un apartado para comentarios donde nos encantará conocer tu receta.

Feliz día!

Si quieres comentar