En mi consulta de psicología alguien me preguntó si conocía a alguien que le pudiera ayudar a bajar de peso, y la respuesta fue: YO!

La cara de sorpresa fue genial, ¿un psicólogo puede ayudar a perder peso? La respuesta fue, un psicólogo no, un psiconutricionista.

La mayoría de las personas saben qué deben comer o qué deben hacer para perder peso: aumentar el ejercicio físico, no fritos, no bollería industrial…

Y si lo sabemos, ¿por qué no lo hacemos? Ahí es donde entra en juego un psiconutricionista. Nuestra función consiste en llevar al paciente a “darse cuenta” de por qué no cambia sus hábitos si realmente quiere cambiar su salud.

En ocasiones recibimos pacientes en consultas que han realizado multitud de dietas sin éxito a largo plazo y han dejado de buscar una dieta milagro para buscar un cambio de actitud frente a la alimentación.

Los pilares sobre los que se construye un proceso terapéutico psiconutricional son los siguientes:

  1. Motivación: Conocer los motivos reales por los que quiero perder peso.
  2. Analizar mis creencias limitadoras: Por qué no me ha funcionado en otras ocasiones.
  3. Reconocer las dificultades: Descubrir los agentes externos e internos que nos han llevado a abandonar el nuevo hábito para generar una estrategia preventiva.
  4. Planificar y organizar: Tanto en tiempo como en forma, desde menús hasta deporte, autoanálisis y hábitos saludables a nivel bio-psico-social.
  5. Seguimiento semanal: Realizar un apoyo todas las semanas para controlar pensamientos automáticos, motivar no solo con el peso, sino con el análisis de volumen y solventar dificultades aumenta la consecución de logro.
  6. Enseñanza y aprendizaje: Ofrecer a los pacientes la metodología para realizar los pasos anteriores y fomentar la autonomía ayuda a la motivación, paso número 1 sobre el que se debe trabajar en todo el proceso.

Siempre tenemos en cuenta el punto de partida del paciente evaluando su estado general (analítica, IMC, hábitos de vida diaria)

Por último, me gustaría matizar que el proceso de nutrición no está relacionado únicamente con pérdida de peso. Psiconutrición abarca todo el proceso de alimentación y hábitos relacionados con la salud:

  • Dietas específicas
  • Dificultades en la alimentación infantil
  • Cambio de hábitos
  • Alimentación para deportistas
  • Dietas específicas según necesidades (altas en hierro, hipertensión)
  • Alimentación vegetariana, vegana…

Por tanto, si quieres comenzar unos nuevos hábitos alimentarios, haz una pequeña revisión sobre estos 6 pasos, y si tienes alguna duda, escríbenos un correo y estaremos encantados de ayudarte.

Feliz día!

Si quieres comentar