No quería dejar pasar la oportunidad de contaros mi experiencia en un Escape Room. Fue una propuesta de una amiga, me pareció curioso y empecé a cotillear. Cuál fue mi sorpresa al ver que estos juegos estaban basados en la Teoría del Flow (hablaré en otro post) o fluir… Fluir! Una de mis palabras clave en consulta!!

Así que allá me fui! A disfrutar de la experiencia.

Objetivo, salir de una habitación en la que estás encerrada. Tienes una hora y tus habilidades y las de tus compañeros son las que os llevarán al éxito.

A parte de disfrutar de cada momento, pude disfrutar de esa movilización de recursos personales que cada uno lleva bien dentro, que en muchas ocasiones no mostramos pero que están ahí:

  • Trabajo en equipo
  • Coordinación
  • Respeto
  • Compromiso
  • Habilidad
  • Roles estratégicos

Una maravilla para conocerte y para descubrir a quien tienes a tu alrededor. Es una gran propuesta para divertirte, pero también para hacer un ejercicio de introspección analizar qué habilidades y competencias he puesto en funcionamiento, con qué me he sentido bien y qué creo que puedo mejorar. Esto se convierte en una especie de auto coaching y punto de partida para poner en práctica eso que llaman “estrategias de éxito”. En esta ocasión no competíamos con nadie, pero el siguiente objetivo es realizar un escape en el que tengas que competir con otro equipo.

Os iré comentando!

Gracias V, A, R, S!! Sin vosotras no hubiera sido posible!

Feliz día!

Si quieres comentar